Es complicado dar con novedades discográficas alejadas de la clásica escena local de conciertos en vivo, ‘Back to Zero’ de Sequential Point es un agradable descubrimiento más que recomendable. Electrónica adulta con mucho estilo y actitud 90’s que nos recuerda levemente a un maremágnum de influencias provenientes de bandas y artistas internacionales de aquella época.

Pero esto no significa que Sequential Point no aporten nada nuevo. Fran Estévez, Adrián García y Vero R. Díaz han realizado un exquisito trabajo de pop electrónico, elegante y cautivador. Evitando arreglos y recursos de aquel entonces y otorgando, gracias a este hecho, una nueva dimensión a unos estilos de los que ya estábamos aburridos.Temas instrumentales y cantados, uso indiscriminado pero efectivo de sintetizadores de los 80 y 90’s, atmósferas que recrean pasajes sinuosos y pianos delicados en una obra de pop concreta y difícil pese a su condición de revisión de géneros no tan complicados.

Ambientales sugerentes con aires trip hop como su tema de apertura Forest Fire o el techno inteligente que rezuma Western Wilde con un descarado alarde de síntesis intuitiva nos preparan para recibir la cálida y atractiva voz de Vero R. Díaz en Opportunity, el tercer corte del disco y seguramente uno de los mejores temas de este trabajo.  Un encuentro entre el trance light y una despiadada línea de bajo en New Vibrations o un desarrollo más experimental en The Splintered Everythings abren paso a Winter Solstice, una preciosa balada de corte onírico y de final arrebatador que pone sobre la mesa las capacidades compositivas de la banda.  Blue Song adopta recursos provenientes del chill out, un tema narcotizador pero con clase, mientras que Altair es un poco más alemán, con un groove más kraut y dinámico. En Silken Nightmares apuestan por una electrónica minimalista para disparar en Change un pop algo más violento, pero sin pasarse, en el que encuentran un nexo difícil con estilos algo más actuales. El ambient electrónico y urbano de Distant Mountains y la tranquila Back to Zero despiden un disco lleno de grandes momentos. 

Un trabajo algo retro y viejuno si estás muy al día con los nuevos estilos, pero que es interesante además por la misma razón. Escuchar este disco y llegar a la conclusión de que el sonido de los años noventa puede hoy en día llegar a ser moderno por su condición de vintage es un veredicto algo ingenuo, reconozcámoslo. Pero  el tiempo pasará y quizá nos dé la razón a todos, de momento escuchen el disco y júzguenlo, pero con las orejas muy abiertas.www.sequentialpoint.com

'Back to Zero' Sequential Point (Autoproducido)

 

Sequential Point, nueva pólvora