"Los portuenses han hecho de Mueca algo suyo"

Técnico de Cultura en el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz desde hace ya unos años buenos, Marcelino Martín ha conseguido demostrar que la paciencia y la perseverancia tienen su recompensa. Y que se puede abrir la organización de eventos complejos como el festival Mueca a la procesos de gestión colectivos y a la participación de los ciudadanos. Después de la suspensión del festival en 2010, el festival vive actualmente un momento de gran vitalidad y efervescencia, en buena medida gracias al aporte que hace la Plataforma Cómplices Mueca.

Del 7 al 10 de mayo tienes una cita en Puerto de la Cruz, así que te vas leyendo esta entrevista para enterarte de asuntos Mueca que interesan, y mientras te vas descargando el programa aquí mismo.

 

LAGENDA.- Empezamos por el principio si te parece, ¿cómo comenzó esto de Mueca?

MARCELINO MARTÍN.- Tuvo su inicio en el año 2000 como un Festival de Teatro de Humor en el Parque San Francisco, único lugar para representaciones escénicas que había en la ciudad. De manera complementaria se organizaron varias acciones en la calle y vimos que tenía cierta aceptación y cada vez más público.

L.- ¿Qué referentes tenían a ese respecto en cuanto a organización y concepto del festival?

MM.- Teníamos primeramente el análisis de la ciudad donde constatamos que había condiciones para actividades al aire libre, por cultura urbana, por cómo vive la ciudadanía… y como no teníamos recinto escénico fue una especie huida hacia adelante. Es cierto que habíamos acudido a otros festivales en la Península, especialmente la Fira de Tárrega, el encuentro más importante de Europa en este ámbito. Desde allí adaptamos y trajimos algunos espectáculos, y a partir 2004 Mueca toma estructura de festival.

L.- Con un concepto muy claro del atractivo y la riqueza que podía generar un proyecto cultural como este...

MM.- El festival tuvo siempre una gran aceptación de público y se fue desarrollando hasta lo que conocemos, con un parón en el año 2010, porque entre otros motivos se planteó desde el ayuntamiento que no era viable económicamente. Dada la crisis general que venía de años anteriores, la cultura fue uno de los elementos que empezó a devaluarse por la falta de comprensión como elemento de desarrollo.

L.- Esta corteza de miras tampoco es que fuera algo exclusivo de Puerto de la Cruz...

MM.- No, eso pasó y pasa también a nivel nacional. La gente que trabajamos en cultura tenemos claro que no se puede considerar artículo de lujo… Nosotros entendíamos que la cultura era un valor más que debía estar instaurado en la ciudad… porque además, históricamente, el Puerto de la Cruz ha sido así. Mientras en la Península, durante la ilustración ya, estaban prohibidos muchos libros, aquí entraban de contrabando en toneles de vino del Valle de La Orotava… había ya una tradición de tertulias en el municipio que nos vinculaba con ciertas élites culturales europeas… y también con otros movimientos artísticos que se han generado en esta ciudad y han marcado tendencia.

L.- ¿En qué momento te parece que se pierde esa perspectiva?

MM.- El Puerto sufrió un proceso de aculturación con la llegada del turismo, cambiando cultura por ocio… y hubo un despiste durante unas decenas de años que considerábamos que había que reconducir. Se tuvo una visión puramente economicista, que negaba otros procesos con el argumento de que somos un municipio turístico.

L.- Su evolución demuestra sin embargo que cultura y turismo pueden ir de la mano...

MM.- Sí, a pesar de no contar al principio con apoyos decididos por parte de las instituciones desde fuera del municipio. Aquí empezamos a vincular otros sectores, caso del hotelero, haciendo un esfuerzo para encontrar conjuntamente Cultura y Turismo. Por poner un ejemplo, Mueca se celebra el segundo fin de semana de mayo porque los hoteleros, el sector turístico del municipio, nos pide que sea en esa fecha, es una época de baja ocupación, y entendimos que el festival podía ser un revulsivo… el tiempo nos ha dado la razón porque con datos estadísticos en la mano, del Istac o de Turismo de Tenerife, se ha constatado un aumento del 17% de ocupación hotelera.

L.- ¿Cómo se ha desarrollado el cambio organizativo en los últimos años?

MM.- Esto no surge por generación espontánea, como un milagro de buenas a primeras… Se ha trabajado de forma estratégica, con un documento respaldado y consensuado por la ciudadanía, atendiendo a criterios como que los eventos tienen que ser sostenibles desde el punto de vista social, económico y medioambiental. En 2010 con la suspensión del festival por motivos económicos se empieza a activar la ciudadanía y se articulan una serie de encuentros. No hablo solo de personas, también entidades privadas y públicas , lo que hace que se forme la plataforma Cómplices Mueca.

L.- ¿Cuál es el espíritu que anima la participación de esta plataforma?

MM.- El festival era para ellos un elemento de identidad, algo de lo que se sentían orgullosos con un modelo de ciudad que querían ofrecer. Porque el Puerto siempre ha sido un lugar de entrada y salida de corrientes artísticos y movimientos históricos, al portuense le gusta mucho interactuar con la gente y ofrecer su ciudad desde un punto de vista moderno y adaptado a los tiempos. La imagen que se tenía desde fuera era un poco negativa, como un espacio turístico degradado.

L.- ¿Cómo se coordinan entonces tantos intereses particulares?

MM.- Lo que se plantea es articular un proceso de coparticipación, de cogestión... un proceso cultural, en el que no está solo la ciudadanía incorporada, sino también el ayuntamiento, el Cabildo, el CIT, Ashotel, asociaciones de todo tipo, creativos, personas individuales. Hemos ido generando esa dinámica y somos actualmente referente a nivel internacional, no solo por el festival, que también, sino los procesos participativos de Cómplices Mueca. Son personas activas que quieren trabajar que y se encargan de cada área, y luego hay un núcleo central que reúne representantes de cada área, que valida los procesos y lleva a cabo las propuestas. Lo que le apetece a la gente es trabajar en pro de su festival porque lo ha hecho suyo mediante documentos de gestión previos.

L.- Entendemos que esta organización da al festival una estabilidad importante y mucha confianza para patrocinadores privados y demás...

MM.- Mueca es un evento cultural en el cual la ciudadanía ha dicho quiere hacerlo y que no se lo quiten. La Plataforma Cómplices Mueca tiene una estructura de gestión que le permite seguir desarrollando el festival, y por otro lado, la organización aporta la estabilidad económica a través de asociar empresas a la marca Mueca, a un festival que genera alegría, identidad, reconquista del espacio urbano, genera valores entre la ciudadanía y el visitante con una corriente positiva de entendimiento, de democratizar el acceso a la cultura.

L.- ¿Cómo se ha aceptado esto a nivel político desde el propio ayuntamiento del Puerto?

MM.- Se ha dado también una apuesta decidida por parte de todas las fuerzas políticas representadas en el ayuntamiento.Mueca ha logrado lo que la ciudadanía del Puerto quería desde hace muchos años, trabajar en conjunto por algo en común y sabiendo a dónde se quiere llegar. Después de lo ocurrido del año 2010, ningún político puede quitar un festival como este.

L.- La edición de este año promete ser espectacular, ¿qué retos y que novedades se proponen?

MM.- Nuestra idea es que Mueca siga creciendo desde un punto de vista sostenible. Hay zonas de la ciudad a las que no llegamos porque tenemos un presupuesto muy pequeño. Así que la idea es crecer poco a poco. Este año, por ejemplo, incorporamos el Lago Martianez con un espectáculo acuático.

L.- Entendemos que la grandísima afluencia de público esos días obliga a aumentar el espacio que se ocupa...

MM.- Hemos tematizado calles, calle de la palabra, calle creativa, calle del movimiento y vamos incorporando más… también incidimos en la acción Puerto Street Art, que sigue creciendo para convertir el Puerto en un museo de arte urbano al aire libre, pero no solo con paredes sino que, como en cualquier museo, hay diferentes salas, la de escultura, pintura mural, y otras…

L.- ¿y en cuanto al programa de actuaciones?

MM.- Nunca me ha gustado hablar de compañías en particular, el festival es un todo y como tal la gente lo disfruta. La idea es que puedas ir por la calle caminando y si te apetece puedes ver una actuación musical o ver una compañía de teatro, o meterte a ver una exposición de pintura, y que lo puedas hacer incluso con tu familia, con niños, con una persona mayor… Hemos intentado aglutinar a todos esos públicos en el espacio urbano sin restricciones de horarios ni de otro tipo

L.- No es fácil mezclar públicos y horarios, la noche y el día...

MM.- Hemos aumentado la programación porque tenemos problemas con la cantidad de gente que acude… Habrá más programación infantil, empezando antes el viernes… y el festival también crece por la noche. Aunque a este respecto había propuestas, sobre todo relacionadas con la música, que no entroncaban bien con el festival, así que hemos acordado parar a las 23:30 y que el resto se haga en locales, conciertos en vivo y demás.

L.- Durante esos días se organiza también el encuentro 'profesional' Conexión Mueca...

MM.- Sí, digamos que tiene un carácter promocional no turístico. Mueca puso en marcha en su momento una red latinoamericana de festivales y agentes del ámbito escénico, formada ahora mismo por 20 instituciones, entre ellos el festival más importante del mundo, como es el de Bogotá. Esta gente acude a Puerto de la Cruz durante ese fin de semana y ver de cerca la producción de las artes escénicas Canarias. Las compañías y programadores canarios tienen así contacto, es una especie de mercado que queremos ir generando con los directores de esos festivales. Encuentros breves tipo pitching para que Mueca siga provocando esas sinergias de cara al exterior. Estamos empeñados en promocionar el sector canario y en este sentido, el 75% de la programación es trabajo hecho en Canarias.

gravatar

0 Comentarios